Auto Empodérate: Crea tu Filosofía Personal

La mayoría de nosotros vamos por la vida con una idea general de quiénes somos y, en muchas circunstancias, eso es suficiente. Nos las arreglamos. Pero, si quieres dar lo mejor de ti y fortalecer tu confianza en ti mismo, incluso tener menos miedo de las opiniones de las personas, necesitas desarrollar un sentido más fuerte y mucho más profundo de quién eres.

Para lograr este nivel más profundo de ti mismo, puedes comenzar desarrollando una filosofía personal: es decir, una palabra o frase que exprese sus creencias y valores básicos.

Al idear una filosofía personal, hágase una serie de preguntas:

  • Cuando estoy en mi mejor momento, ¿qué creencias se encuentran justo debajo de la superficie de mis pensamientos y acciones?
  • ¿Quiénes son las personas que demuestran características y cualidades que están alineadas con las mías?
  • ¿Cuáles son esas cualidades?
  • ¿Cuáles son tus citas favoritas? ¿Tus palabras favoritas?

Una vez que hayas respondido estas preguntas, encierra en un círculo las palabras que te llamen la atención y tacha las que no.

Después de estudiar lo que queda, trata de pensar en una frase u oración que se alinee exactamente con quién eres y cómo quieres vivir tu vida.

Comparte el borrador con un ser querido, solicita su opinión y afina tu filosofía personal a partir de ahí.

Luego, escríbela o imprímela en un buen papel, colócala a la vista y vuelve a ella todos los días.

Elaborar una filosofía personal puede ser un ejercicio revelador y poderoso.

Una vez que hayas desarrollado tu filosofía personal, comprométete a vivir de acuerdo con sus principios.

Comienza en casa. Dile a esa persona que la amas. Baila en una boda. Toma riesgos. Sé respetuosamente raro. (Eso probablemente significa, ser tú simplemente).

Luego, inténtalo en el trabajo. Da una presentación. Ve por esa promoción. Haz cosas que generen las opiniones de los demás. Cuando sientas que el poder de la opinión de otros te detiene, simplemente reconócelo y vuelve a conectarte con tu filosofía personal y ése objetivo más amplio que quieres lograr.

En el futuro, solicita comentarios de una lista corta de personas que te importan. La reflexión honesta es un componente vital del dominio de ti mismo, así lograrás Auto Empoderarte y, con esa actitud, nada podrá detenerte.

Sobre todo, recuerda que el crecimiento y el aprendizaje tienen lugar cuando estás operando al límite de tu capacidad. Es como inflar un globo que ya está casi inflado, vivir de acuerdo con tu filosofía personal requerirá más esfuerzo y poder, más el resultado, que es expresar auténtica y artísticamente quién eres, te empujará a vivir y trabajar con más propósito y significado.

Ejemplo: La filosofía personal de Pete Carroll entrenador en jefe de los Seattle Seahawks, es «competir siempre«. Para el entrenador Carroll, competir siempre significa pasar todos los días trabajando duro para mejorar y alcanzar su máximo potencial. Esta filosofía no es un lugar común o un eslogan; más bien, es su brújula, que guía sus acciones, pensamientos y decisiones. Como entrenador. Como padre. Como amigo. En cada área de la vida.

No esperes más y date la oportunidad de iniciar este año con tu filosofía personal como tu brújula para navegar en las aguas turbulentas de este mundo VUCA.

Basado en: «How to Stop Worrying About What Other People Think of You», de Michael Gervais

¿Requieres ayuda? Nuestro servicio de acompañamiento y coaching puede ser para ti.

Conoce nuestros servicios.

Hermosa Metáfora del Equilibrio, para enfrentar la nueva realidad

En este entorno en el que la incertidumbre, los cambios constantes y la falta de una visión clara del futuro nos abruman; date un espacio para reflexionar con este hermoso ejemplo de equilibrio y la importancia de conservar, preservar y defender tu esencia.

La nueva realidad requiere de personas más humanas y en equilibrio.

Diez mitos sobre la vida de las mujeres

En la publicación anterior mencioné el libro de Marcus Buckingham ‘La mujer que lo tiene todo’ respecto a su visión acerca del desequlibrio para que la Mujer encuentre plenitud en la vida (Ve a la publicación aquí).

En esta ocasión comparto los 10 mitos que Buckinham señala acerca de la vida de las mujeres, espero te sea de valor tener presentes estas perspectivas:

1. Como resultado de tener mejor preparación académica, mejores trabajos y mejores salarios, las mujeres hoy en día son más felices y se sienten más realizadas que hace cuarenta años. 
En realidad, lo opuesto es verdad. Encuestas realizadas a más de 1.3 millones de hombres y mujeres revelan que hoy en día las mujeres son menos felices de lo que eran hace cuarenta años atrás y en comparación con los hombres. 

2. A medida que envejecen, las mujeres se vuelven más dedicadas y se sienten más satisfechas. 
No, esto les ocurre a los hombres. Según un estudio realizado con cuarenta y seis mil hombres y mujeres, y que duró cuarenta años, las mujeres comienzan la vida sintiéndose más satisfechas que loso hombres, y luego comienzan gradualmente a sentirse menos satisfechas con cada aspecto de sus vidas: el matrimonio, las finanzas, sus posesiones, y hasta la familia. 

3. En el trabajo, las mujeres están relegadas a posiciones con roles inferiores. 
En realidad, un porcentaje más alto de mujeres (37%) tiene trabajos de gerencia o supervisión, en comparación con los hombres (31%). 

4. La mayoría de los hombres piensa que el varón debe ser el proveedor primario de la casa y que la mujer debe ser la principal responsable del hogar y la familia. 
La mayoría de los hombres solía pensar esto. El setenta y cuatro por ciento de los hombres estaba de acuerdo con esta información en 1977, Hoy en día, sin embargo, ese número se ha reducido a sólo un cuarenta y dos por ciento – lo que resulta ser casi exactamente el porcentaje de mujeres que está de acuerdo con ella (treinta y nueve por ciento). La opinión sobre qué roles son más apropiados para que desempeñen los hombres o las mujeres no está determinada hoy en día por el género. 

5. Las mujeres preferirían trabajar para otras mujeres. 
Para la mayoría no es así. De hecho, casi el doble más de las mujeres quiere trabajar bajo la dirección de hombres en vez de mujeres –cuarenta por ciento comparado veintiséis por ciento-, y al restante le da lo mismo uno o el otro. 

6. Si las mujeres tuvieran más tiempo libre, se sentirían menos estresadas. 
No parece ser cierto. Según un estudio que duró veinticinco años, cada hora extra de tiempo libre duplica la sensación de relajamiento en un hombre, pero no tiene ningún efecto en la mujer. 

7. Las mujeres se sienten más felices cuando tienen hijos. 
No necesariamente. Resulta que los hijos producen mucho estrés. Todos los estudios que asocian el estrés y la satisfacción con la maternidad revelan la misma conclusión: las mujeres casadas con hijos siempre están más estresadas y son menos felices que las mujeres casadas sin hijos. (Amo mis hijos, y tú también, pero este hallazgo ha sido repetido tantas veces y en tantos países diferentes, que no puede ignorarse).

8. Los hijos quieren pasar más tiempo con las madres que trabajan fuera del hogar. 
No de acuerdo a los hijos. La mayoría de las madres cree que sí, pero cuando se les preguntó a mil niños entre el tercer grado y el duodécimo grado qué era lo que más querían de sus madres, sólo el diez por ciento dijo ‘más tiempo’. La respuesta más frecuente (34%) fue: ‘Quiero que mi mamá no esté tan estresada ni cansada’ 

9. Las mujeres son buenas en llevar a cabo multitareas y esto las ayuda a completar todas sus tareas. 
Dos ‘no’ a esta afirmación. En primer lugar, las mujeres no son mejores que los hombres con respecto a las multitareas (ten en cuenta que estas son pruebas en un laboratorio, no en tu casa). En segundo lugar, las investigaciones muestran que tu cociente de inteligencia baja diez puntos cuando tratas de hacer dos cosas a la misma vez; o sea, las multitareas son una forma bonita de decir ‘atención dividida’ 

10. Las mujeres hacen más trabajo en el hogar por semana que los hombres. 
Listo, este es cierto. (Diecisiete horas para las mujeres y trece horas para los hombres).