¡Guerra y Pandemia! La Incertidumbre es el sello de la Nueva Realidad

El sello de la «Nueva Realidad» es la incertidumbre, no hay vuelta atrás, las personas y las organizaciones deberemos aprender y crear nuevas formas de interacción positiva y productiva.

Con la pandemia que inició a fines del 2019 y que trastocó la forma de relacionarnos, comunicarnos, vestirnos, trabajar y todas nuestras actividades productivas y recreativas, surgió el término «Nueva Realidad».

El inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania generan una intensificación de la complejidad a nivel económico y político a nivel global y, por consecuencia, un incremento de la incertidumbre que vivimos.

Índice Mundial de Incertidumbre

Podemos decir que vivimos en un Mundo más allá del VUCA:

Vivimos en un Mundo de Gran Incertidumbre

Las organizaciones y en particular los equipos de trabajo deben aprender a gestionar la Gran Incertidumbre.

El papel del Líder ante la Gran Incertidumbre tiene como objetivo gestionar de manera efectiva para facilitar la productividad de sus colaboradores. Se trata de convertirse en verdaderos facilitadores de de recursos, en generadores de armonía, en formadores de líderes.

El Líder debe dominar su pensamiento y ser realista y positivo, evitar caer en la negatividad o el pesimismo, más también evitar el optimismo exagerado.

Te compartimos un video en el que nuestro Director, Jorge Daniel Romo, plantea cinco aspectos a considerar en el liderazgo para esta nueva realidad:

  1. Asumir el papel de Líder (Evitar la zona de la víctima o el Juego de la culpa)
  2. Administrar la GRAN incertidumbre, enfocando las pequeñas certezas (qué sí tenemos, que sí sabemos, en qué somos buenos)
  3. Promover y reforzar los comportamientos clave para la bienvivencia. (fortalecer los valores, las buenas prácticas, la armonía, la colaboración y la complementariedad)
  4. Firmeza, no dureza (Suave con la persona, firme con la conducta y el desempeño)
  5. ComunicACCIÓN (Ser sensibles del impacto de nuestra comunicación hacia los demás y las reacciones que la misma puede llegar a generar en ellos)

Perder el control emocional te puede costar muy caro

PAREJA_PELEA

El control emocional es el objetivo de la Inteligencia Emocional. No se trata de eliminar las emociones, sino de administrar la energía que la emoción genera y orientarla hacia acciones constructivas y productivas; eso es ser inteligente emocional.

No es posible evitar sentir tristeza o enojo, tampoco puedes evitar sentir miedo; sí, tampoco puedes evitar al amor y ojalá nunca podamos evitar la alegría; lo que sí es posible es administrar la energía que se genera con esos sentimientos o sensaciones.

Para algunas personas el ser «apasionado» es positivo y constructivo y es verdad; pues es más sencillo administrar la energía de la pasión que crearla cuando no existe, como en la apatía por ejemplo. Sin embargo, la pasión al desbordarse puede ser peligrosa y dañar cosas, relaciones y hasta personas.

Ser inteligente emocionalmente te permite administrar la energía destructiva de tus emociones, canalizarla hacia objetivos o actividades que generen valor para ti, tu trabajo y tus relaciones personales y/o profesionales.

Por eso la recomendación es evitar tomar decisiones importantes cuando la energía emocional es muy alta (contento, triste, enojado, temeroso, etc.). Perder el control de la energía provocada por las emociones, te puede costar muy, muy caro.

 

Te puede interesar también El secuestro de la amígdala

Sí se puede decidir tener una actitud positiva

 

En el mundo las condiciones económicas, políticas, sociales, laborales y hasta personales, provocan que cada vez sea más común toparte con personas negativas, tóxicas; gente que está inconforme con su existencia y busca amargarle la existencia a los demás.

Actitud PositivaEn nuestra publicación anterior compartimos frases y un video acerca de la felicidad; parte de la retroalimentación recibida fue en el sentido de que era algo utópico alcanzar la felicidad; algo casi imposible en las condiciones del mundo en que vivimos.

Afortunadamente, en una de las redes sociales apareció un reportaje acerca de un hombre que, a pesar de sus condiciones, cada día decide asumir una actitud positiva, lo cual no solo le genera a él mismo momentos de felicidad; sino también a las personas que lo rodean.

Sirva este ejemplo del «Wolverine del metro de la Ciudad de México»; para demostrar que Sí es posible decidir asumir una actitud positiva y, por consecuencia, generar mayor felicidad para ti y quienes te rodean.