Perder el control emocional te puede costar muy caro

PAREJA_PELEA

El control emocional es el objetivo de la Inteligencia Emocional. No se trata de eliminar las emociones, sino de administrar la energía que la emoción genera y orientarla hacia acciones constructivas y productivas; eso es ser inteligente emocional.

No es posible evitar sentir tristeza o enojo, tampoco puedes evitar sentir miedo; sí, tampoco puedes evitar al amor y ojalá nunca podamos evitar la alegría; lo que sí es posible es administrar la energía que se genera con esos sentimientos o sensaciones.

Para algunas personas el ser “apasionado” es positivo y constructivo y es verdad; pues es más sencillo administrar la energía de la pasión que crearla cuando no existe, como en la apatía por ejemplo. Sin embargo, la pasión al desbordarse puede ser peligrosa y dañar cosas, relaciones y hasta personas.

Ser inteligente emocionalmente te permite administrar la energía destructiva de tus emociones, canalizarla hacia objetivos o actividades que generen valor para ti, tu trabajo y tus relaciones personales y/o profesionales.

Por eso la recomendación es evitar tomar decisiones importantes cuando la energía emocional es muy alta (contento, triste, enojado, temeroso, etc.). Perder el control de la energía provocada por las emociones, te puede costar muy, muy caro.

 

Te puede interesar también El secuestro de la amígdala

Anuncios

Sí se puede decidir tener una actitud positiva

 

En el mundo las condiciones económicas, políticas, sociales, laborales y hasta personales, provocan que cada vez sea más común toparte con personas negativas, tóxicas; gente que está inconforme con su existencia y busca amargarle la existencia a los demás.

Actitud PositivaEn nuestra publicación anterior compartimos frases y un video acerca de la felicidad; parte de la retroalimentación recibida fue en el sentido de que era algo utópico alcanzar la felicidad; algo casi imposible en las condiciones del mundo en que vivimos.

Afortunadamente, en una de las redes sociales apareció un reportaje acerca de un hombre que, a pesar de sus condiciones, cada día decide asumir una actitud positiva, lo cual no solo le genera a él mismo momentos de felicidad; sino también a las personas que lo rodean.

Sirva este ejemplo del “Wolverine del metro de la Ciudad de México”; para demostrar que Sí es posible decidir asumir una actitud positiva y, por consecuencia, generar mayor felicidad para ti y quienes te rodean.

Frases y Reflexiones para ser más feliz

para-ser-feliz

Cualquier momento es buen momento para reflexionar acerca de la felicidad.

En mi práctica profesional tengo la fortuna de encontrarme con personas talentosas, inteligentes, incluso algunas con poder tanto económico, político o empresarial. La mayoría de ellos viven en medio de una vorágine de actividades, exigencias, cambios, decisiones y problemas, que les impide valorar lo que han logrado, lo que tienen y, mucho más importante, a quien tienen a su lado. Para muchos de ellos la vida es una guerra, un continuo batallar. Incluso más de uno coincide que la vida es un camino de sufrimiento para alcanzar la felicidad (si es que llega alguna vez).

En este espacio ya hemos hablado antes de la felicidad, hemos mencionado el papel que las expectativas que te creas con respecto a tu realidad influyen de manera importante en tu percepción de la felicidad. Hemos dicho la importancia de hacer aquello que te gusta, que te entusiasma… que te hace fluir. Hemos hablado del amor sin condiciones. Por supuesto que hemos reflexionado del papel que juega el dinero en la sensación de felicidad; así como de la importancia de que un empleado experimente momentos de felicidad en el trabajo para incrementar su productividad. En fin, el tema de la felicidad ha sido una constante en este blog.

Por ello, hoy compartiremos algunas frases acerca de la felicidad, con el fin de proporcionarte elementos de reflexión y que hagas un alto y te des la oportunidad de valorar tu presente y experimentes un momento de felicidad.

“El secreto de la felicidad no se encuentra en la búsqueda de más, sino en el desarrollo de la capacidad para disfrutar de menos”. Sócrates (470 a. C. – 399 a. C)

“Felicidad es la vida dedicada a ocupaciones para las cuales cada hombre tiene singular vocación”. José Ortega y Gasset (1883 – 1955)

“La felicidad; más que un deseo, alegría o elección, es un deber”. Immanuel Kant (1724-1804)

“La felicidad es como una mariposa, cuanto más la persigues, más te eludirá. Pero si vuelves tu atención a otras cosas, vendrá y suavemente se posará en tu hombro”. Henry David Thoreau (1817 – 1862)

“De todas las formas de precaución, la cautela en el amor es tal vez la más mortal de la verdadera felicidad”. Bertrand Russell (1872 – 1970)

“He aprendido a buscar mi felicidad limitando mis deseos en vez de satisfacerlos”. John Stuart Mill (1806 -1873)

“Si estás deprimido, estás viviendo en el pasado. Si estás ansioso, estás viviendo en el futuro. Si estás en paz, estas viviendo el presente”. Lao Tzu (601 a. C – 531 a. C.)

“La felicidad depende de nosotros mismos”. Aristóteles (384 a.C. – 322 a.C.)

“El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz”. Platón (427 a.C. – 347 a. C.)

Para cerrar, te dejo este video; espero que sea de tu agrado y te genere un espacio de reflexión acerca de cómo enfrentar la vida y gozar de más momentos de felicidad.