En decisiones de vida, piensa con el corazón y siente con el cerebro

En la vida, la toma de decisiones es crítica, desde lo básico entre levantarte y permanecer en cama, qué color de ropa usar, tomar agua, té o café; hasta decidir qué estudiar, en qué invertir, con quién estar.

Tradicionalmente se ha dicho que las decisiones se toman con el cerebro, de preferencia con la parte racional, y se minimiza la importancia de la parte intuitiva, así como las emociones que una decisión nos genera.

En los últimos años, la intuición y la importancia de sentirse bien a la hora de tomar una decisión se ha valorado más.

A partir de numerosos estudios y descubrimientos de cómo funcionan de manera coordinada el Cerebro, el Corazón, el Intestino y la microbiota Intestinal, y el entorno que genera este mundo caótico y cambiante; es fundamental ser conscientes de la importancia de considerar tu emoción y sentimientos a la hora de tomar una decisión importante. Por supuesto que los datos, la experiencia, el análisis de la realidad son importantes; sin embargo ¿cómo crearás nuevas experiencias y conocimientos, si no tomas riesgos?

La función principal de nuestro cerebro es protegernos, sobrevivir; es por ello que cuando experimentas una emoción, en especial una nueva e intensa, la amígdala lo traduce como miedo, provocando la reacción que te sea más natural: atacas, te paralizas o huyes.

Tampoco se trata de que te abandones a los impulsos de las emociones y sentimientos; la inteligencia emocional y la práctica de mindfulness te permitirán balancear de manera productiva la razón y la emoción a la hora de tomar decisiones de vida.

Te invito a ver el siguiente video para profundizar en la relación que tiene el cerebro y el corazón a la hora de tomar decisiones.

Anuncios

Enfoques de valor para el año nuevo

Con los mejores deseos para el año que viene, te comparto estas imágenes con reflexiones, acciones y reacciones que considero de valor tener presentes día a día.

Sinceramente,

Jorge Daniel Romo

Acciones

Reacciones

Leyes del Espejo

Reflexiones

Sí se puede decidir tener una actitud positiva

 

En el mundo las condiciones económicas, políticas, sociales, laborales y hasta personales, provocan que cada vez sea más común toparte con personas negativas, tóxicas; gente que está inconforme con su existencia y busca amargarle la existencia a los demás.

Actitud PositivaEn nuestra publicación anterior compartimos frases y un video acerca de la felicidad; parte de la retroalimentación recibida fue en el sentido de que era algo utópico alcanzar la felicidad; algo casi imposible en las condiciones del mundo en que vivimos.

Afortunadamente, en una de las redes sociales apareció un reportaje acerca de un hombre que, a pesar de sus condiciones, cada día decide asumir una actitud positiva, lo cual no solo le genera a él mismo momentos de felicidad; sino también a las personas que lo rodean.

Sirva este ejemplo del “Wolverine del metro de la Ciudad de México”; para demostrar que Sí es posible decidir asumir una actitud positiva y, por consecuencia, generar mayor felicidad para ti y quienes te rodean.