¿El dinero puede comprar la felicidad?

Sé positivo y encontrarás el éxitoLa relación entre la felicidad y el dinero ha sido motivo de análisis desde diferentes perspectivas y enfoques en varios artículos previos (busca felicidad en el buscador de este blog). En un estudio reciente de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) del Reino Unido sugiere que el dinero que una persona acumula puede hacer la diferencia.

Puede parecer muy obvio que la gente con altos ingresos, hablando de manera general, son más felices que aquellos que batallan para ganar el dinero. A los primeros les preocupa menos pagar las cuentas, tienen mayores posibilidades de elegir el lugar en donde viven o trabajan, además de que pueden obtener los satisfactores para ellos mismos y los que aman. Sin embargo, tener dinero no lo es todo. De hecho, la forma en que se obtiene el dinero y cómo se gasta, tiene mayor importancia que ser rico.

Cuando se revisan estos resultados, se debe entender qué significado tiene el término “felicidad”. La investigación la divide en dos componentes; los cuales debe cumplir una persona para ser considerada como “feliz”.

El primero de ellos es evaluativo, el cual puede ser definido como un Sentido Positivo de la Vida; es decir la persona está satisfecha con su vida y siente que progresa para alcanzar sus objetivos. En este componente los investigadores han encontrado que la gente en países ricos es más feliz que los que viven en países pobres. Esto se debe a que la lucha por obtener casa, vestido, educación y servicios de salud; generan molestias, estrés y enfermedades; por ello, un ligero incremento en los ingresos puede aliviar o prevenir estas situaciones.

El otro componente de la felicidad es conocido como afectivo y se enfoca en qué tan a menudo los individuos experimentan emociones positivas como la alegría, afecto y paz; en contraposición a las que se consideran negativas. En este aspecto los investigadores han encontrado que ingresos muy altos (superiores a los $75,000 dólares anuales), no se reflejan en un aumento en la frecuencia de las emociones positivas relacionadas con la felicidad. En otras palabras, la gente puede sentirse bien por el dinero que tienen; pero no experimentan alegría, por ejemplo.

ONS felicidad 2012

En el estudio de la ONS, se encontró que la forma en que se gana el dinero influye en los sentimientos relacionados con la felicidad. Si la forma de obtenerlo genera orgullo en la persona, el resultado es mayor satisfacción y viceversa.

Además, la forma en que se gasta el dinero también influye en el sentimiento de felicidad. Si el dinero es utilizado como un medio para contribuir con la sociedad, en lugar de ser sólo una cuestión de abundancia material; entonces el impacto es significativamente positivo. Los investigadores concluyen que si bien las cosas materiales duran más, son las relaciones y experiencias obtenidas las que influyen en el sentimiento de felicidad.

Fuente: http://www.weforum.org/agenda/2015/09/can-money-buy-you-happiness/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s