Aprender a vivir en el Mundo VUCA después del Corona Virus (COVID-19)

El mundo ya cambió”. Esta frase la he mencionado desde hace unos años un sinnúmero de veces en mis contribuciones en talleres empresariales y ponencias universitarias. Hoy, en medio de la pandemia del COVID-19, considero que la frase correcta es “El mundo está cambiando“.
En un artículo que publiqué en el 2017, acerca del mundo VUCA y la importancia de la colaboración mencioné que “…la sinergia será la energía que genere valor…“; hoy más que nunca es válida esta afirmación.

Ante la pandemia del Corona Virus, se presenta una paradoja, producto de la ambigüedad de esta realidad: por un lado, se plantea el aislamiento social como mecanismo de contención del contagio, por el otro, se requiere del apoyo, de la solidaridad, de la complementariedad para enfrentar las consecuencias económicas y laborales. Lo anterior genera enfoques antagónicos que plantean alternativas que las naciones y las organizaciones deberán conciliar en el futuro.

Desde mi perspectiva la alternativa Ganar-Ganar es clara: La Colaboración, fortalecida por la solidaridad, el empoderamiento y la generación de líderes que sean capaces de influenciar positiva y constructivamente la generación de redes de apoyo, de generar entornos de trabajo productivos, rentables, sustentables y, sobre todo, sanos y seguros.

El mundo VUCA es una realidad, cada día se refuerza, es nuestro presente y será nuestro futuro, aprender a vivir y fluir en este entorno será la clave para generar momentos de satisfacción personal  y laboral.

En el “Nuevo Mundo VUCA post COVID-19”, buscar el equilibrio en nuestra vida y relaciones será fundamental. Si bien todos los modelos de Equilibrio de Excelencia aplican para las diferentes situaciones y contextos que enfrentaremos; el equilibrio del Realismo Positivo será fundamental para enfrentar la incertidumbre que se incrementa en estos tiempos.

Aprender a ser flexibles y realistas con respecto a nuestras expectativas de vida serán las llaves para experimentar felicidad; de no hacerlo así, la frustración será constante y la amargura se adueñará de nuestro comportamiento.


El mundo está cambiando, entenderlo y crear, aprender, emprender, relacionarnos, comunicarnos y, sobre todo, colaborar de acuerdo con las nuevas y cambiantes condiciones, será lo que nos permita avanzar y disfrutar del camino por la vida.

Te deseo un viaje de aprendizaje, colaboración y satisfacciones para ti, tu familia, tu equipo de trabajo, tu organización, tu sociedad, tu país… para NUESTRO mundo.