Aprender a vivir en el Mundo VUCA después del Corona Virus (COVID-19)

El mundo ya cambió”. Esta frase la he mencionado desde hace unos años un sinnúmero de veces en mis contribuciones en talleres empresariales y ponencias universitarias. Hoy, en medio de la pandemia del COVID-19, considero que la frase correcta es “El mundo está cambiando“.
En un artículo que publiqué en el 2017, acerca del mundo VUCA y la importancia de la colaboración mencioné que “…la sinergia será la energía que genere valor…“; hoy más que nunca es válida esta afirmación.

Ante la pandemia del Corona Virus, se presenta una paradoja, producto de la ambigüedad de esta realidad: por un lado, se plantea el aislamiento social como mecanismo de contención del contagio, por el otro, se requiere del apoyo, de la solidaridad, de la complementariedad para enfrentar las consecuencias económicas y laborales. Lo anterior genera enfoques antagónicos que plantean alternativas que las naciones y las organizaciones deberán conciliar en el futuro.

Desde mi perspectiva la alternativa Ganar-Ganar es clara: La Colaboración, fortalecida por la solidaridad, el empoderamiento y la generación de líderes que sean capaces de influenciar positiva y constructivamente la generación de redes de apoyo, de generar entornos de trabajo productivos, rentables, sustentables y, sobre todo, sanos y seguros.

El mundo VUCA es una realidad, cada día se refuerza, es nuestro presente y será nuestro futuro, aprender a vivir y fluir en este entorno será la clave para generar momentos de satisfacción personal  y laboral.

En el “Nuevo Mundo VUCA post COVID-19”, buscar el equilibrio en nuestra vida y relaciones será fundamental. Si bien todos los modelos de Equilibrio de Excelencia aplican para las diferentes situaciones y contextos que enfrentaremos; el equilibrio del Realismo Positivo será fundamental para enfrentar la incertidumbre que se incrementa en estos tiempos.

Aprender a ser flexibles y realistas con respecto a nuestras expectativas de vida serán las llaves para experimentar felicidad; de no hacerlo así, la frustración será constante y la amargura se adueñará de nuestro comportamiento.


El mundo está cambiando, entenderlo y crear, aprender, emprender, relacionarnos, comunicarnos y, sobre todo, colaborar de acuerdo con las nuevas y cambiantes condiciones, será lo que nos permita avanzar y disfrutar del camino por la vida.

Te deseo un viaje de aprendizaje, colaboración y satisfacciones para ti, tu familia, tu equipo de trabajo, tu organización, tu sociedad, tu país… para NUESTRO mundo.

2020 UN AÑO EN EQUILIBRIO

La tercera década del siglo 21 da inicio. El año 2020 Será un año bisiesto comenzado en miércoles en el calendario gregoriano. Será también el número 2020 anno Dómini o de la designación de Era Cristiana, además del vigésimo del tercer milenio y el primero de la década de 2020. Será designado como:

  • El año internacional de la sanidad vegetal, de acuerdo con la ONU.
  • El año internacional de la enfermera y la matrona, de acuerdo con la OMS.
  • El año de la Rata, de acuerdo al horóscopo chino.

El inicio de cada década es un presagio positivo para los signos chinos, además, se inicia la nueva rueda china, es decir, el año de la rata marca el inicio de nuevas energías y deja atrás una época de energías negativas. El año de la rata inicia el 25 de enero del 2020. Un año de positivismo, equilibrio y cambios radicales. 

Prepárate para un año de Excelencia.

En el libro La/El Líder de Líderes encontrarás 12 modelos de los Equilibrios de Excelencia para poner en práctica en el 2020:
LOS EQUILIBRIOS PARA LA/EL LÍDER:

  1. CRECIMIENTO Y DESARROLLO. El equilibrio entre Permanecer y Cambiar
  2. EFECTIVIDAD, EFICIENCIA Y EFICACIA. El equilibrio entre Pensar y Ejecutar
  3. COMUNICACIÓN EFECTIVA. El equilibrio entre Escuchar y Hablar.
  4. REALISMO POSITIVO. El equilibrio entre Optimismo y Negatividad.
  5. ASERTIVIDAD. El equilibrio entre Compasión e Intolerancia.
  6. HUMILDAD. El equilibrio entre Servilismo y Soberbia.
  7. INTELIGENCIA EMOCIONAL. El equilibrio entre Apatía y Pasión.

LOS EQUILIBRIOS PARA LIDERAR:

  1. CONVIVENCIA PRODUCTIVA. El equilibrio entre Libertad y Disciplina.
  2. ENTORNO DE CUMPLIMIENTO Y MOTIVACIÓN. El equilibrio entre Premio y Castigo
  3. PERTENENCIA Y PROPIEDAD. El equilibrio entre Soltar y Controlar.
  4. RESPETO. El equilibrio entre Confianza y Temor.
  5. LA/EL LÍDER FACILITADOR DE LA PRODUCTIVIDAD. El equilibrio entre Líder Blando y Líder Duro

En COVIRE hacemos votos para que el año 2020 sea un año productivo, rentable, constructivo y trascendente para ti, tu familia, tu organización y tu equipo de trabajo; que la bienvivencia genere la sinergia para lograr, y exceder, todas tus metas.

El libro La/El Líder de Líderes lo encuentras en amazon, todas las plataformas digitaleslibrerías Gonvill

Diez mitos sobre la vida de las mujeres

En la publicación anterior mencioné el libro de Marcus Buckingham ‘La mujer que lo tiene todo’ respecto a su visión acerca del desequlibrio para que la Mujer encuentre plenitud en la vida (Ve a la publicación aquí).

En esta ocasión comparto los 10 mitos que Buckinham señala acerca de la vida de las mujeres, espero te sea de valor tener presentes estas perspectivas:

1. Como resultado de tener mejor preparación académica, mejores trabajos y mejores salarios, las mujeres hoy en día son más felices y se sienten más realizadas que hace cuarenta años. 
En realidad, lo opuesto es verdad. Encuestas realizadas a más de 1.3 millones de hombres y mujeres revelan que hoy en día las mujeres son menos felices de lo que eran hace cuarenta años atrás y en comparación con los hombres. 

2. A medida que envejecen, las mujeres se vuelven más dedicadas y se sienten más satisfechas. 
No, esto les ocurre a los hombres. Según un estudio realizado con cuarenta y seis mil hombres y mujeres, y que duró cuarenta años, las mujeres comienzan la vida sintiéndose más satisfechas que loso hombres, y luego comienzan gradualmente a sentirse menos satisfechas con cada aspecto de sus vidas: el matrimonio, las finanzas, sus posesiones, y hasta la familia. 

3. En el trabajo, las mujeres están relegadas a posiciones con roles inferiores. 
En realidad, un porcentaje más alto de mujeres (37%) tiene trabajos de gerencia o supervisión, en comparación con los hombres (31%). 

4. La mayoría de los hombres piensa que el varón debe ser el proveedor primario de la casa y que la mujer debe ser la principal responsable del hogar y la familia. 
La mayoría de los hombres solía pensar esto. El setenta y cuatro por ciento de los hombres estaba de acuerdo con esta información en 1977, Hoy en día, sin embargo, ese número se ha reducido a sólo un cuarenta y dos por ciento – lo que resulta ser casi exactamente el porcentaje de mujeres que está de acuerdo con ella (treinta y nueve por ciento). La opinión sobre qué roles son más apropiados para que desempeñen los hombres o las mujeres no está determinada hoy en día por el género. 

5. Las mujeres preferirían trabajar para otras mujeres. 
Para la mayoría no es así. De hecho, casi el doble más de las mujeres quiere trabajar bajo la dirección de hombres en vez de mujeres –cuarenta por ciento comparado veintiséis por ciento-, y al restante le da lo mismo uno o el otro. 

6. Si las mujeres tuvieran más tiempo libre, se sentirían menos estresadas. 
No parece ser cierto. Según un estudio que duró veinticinco años, cada hora extra de tiempo libre duplica la sensación de relajamiento en un hombre, pero no tiene ningún efecto en la mujer. 

7. Las mujeres se sienten más felices cuando tienen hijos. 
No necesariamente. Resulta que los hijos producen mucho estrés. Todos los estudios que asocian el estrés y la satisfacción con la maternidad revelan la misma conclusión: las mujeres casadas con hijos siempre están más estresadas y son menos felices que las mujeres casadas sin hijos. (Amo mis hijos, y tú también, pero este hallazgo ha sido repetido tantas veces y en tantos países diferentes, que no puede ignorarse).

8. Los hijos quieren pasar más tiempo con las madres que trabajan fuera del hogar. 
No de acuerdo a los hijos. La mayoría de las madres cree que sí, pero cuando se les preguntó a mil niños entre el tercer grado y el duodécimo grado qué era lo que más querían de sus madres, sólo el diez por ciento dijo ‘más tiempo’. La respuesta más frecuente (34%) fue: ‘Quiero que mi mamá no esté tan estresada ni cansada’ 

9. Las mujeres son buenas en llevar a cabo multitareas y esto las ayuda a completar todas sus tareas. 
Dos ‘no’ a esta afirmación. En primer lugar, las mujeres no son mejores que los hombres con respecto a las multitareas (ten en cuenta que estas son pruebas en un laboratorio, no en tu casa). En segundo lugar, las investigaciones muestran que tu cociente de inteligencia baja diez puntos cuando tratas de hacer dos cosas a la misma vez; o sea, las multitareas son una forma bonita de decir ‘atención dividida’ 

10. Las mujeres hacen más trabajo en el hogar por semana que los hombres. 
Listo, este es cierto. (Diecisiete horas para las mujeres y trece horas para los hombres).