¡Inicia 2012! ¡Es tiempo de Fluir!

Cada año que inicia es momento de reflexionar acerca de lo que se desea lograr. Para muchos es la oportunidad de replantearse la existencia misma, para otros simplemente de iniciar el desarrollo de un hábito saludable.

Es por ello que en esta primer “entrada” te invitamos a considerar entre tus planes de este nuevo año, la lectura (o consulta) de un libro imprescindible: El libro de las decisiones. 50 modelos de éxito. Pequeño manual de decisiones estratégicas. Sus autores son un par de jóvenes creativos: Mikael Krogerus y Roman Tschäppeler.

Sin lugar a dudas será una excelente fuente de referencia a los modelos de éxito a nivel global en diversos ámbitos que van desde cómo mejorar, cómo entenderte mejor, cómo entender mejor a los demás, cómo mejorar a los demás, además la oportunidad de incursionar tú mismo en la creación de modelos.

En entradas futuras tocaremos algunos de los modelos de este genial libro, y como muestra especial en este inicio de año, mencionaremos el modelo de Flujo de Mihaly Csikszentmihalyi (pronunciado, según él mismo, como “Chicks send me high”).

El libro de las decisiones es un maravilloso abanico de puntas de iceberg, ya que si bien el modelo de Flujo se toca en dos páginas (p.54 y p.55), es la punta de una hebra larga acerca de este interesante modelo que, estoy seguro, te hará reflexionar acerca de lo que te hace feliz y te generará ideas para mejorar tu vida en este 2012.

Mihalyi Csikzentmihalyi ha definido el concepto de flow o flujo como un estado en el que la persona se encuentra completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa. Todo el ser está envuelto en esta actividad, y la persona utiliza sus destrezas y habilidades llevándolas hasta el extremo. La persona está en flow cuando se encuentra completamente absorbida (absorto, digo yo) por una actividad durante la cual pierde la noción del tiempo y experimenta una enorme satisfacción.

Casi cualquier clase de actividad puede producir un estado de fluidez con tal de que se den los elementos relevantes. Es posible mejorar la calidad de vida si nos aseguramos de que objetivos claros, retroalimentación inmediata, capacidades a la altura de las oportunidades de acción formen constantemente y lo más posible parte de la vida cotidiana.

Cuando fluimos no es que seamos felices, porque para experimentar la felicidad debemos centrarnos en nuestros estados internos, y esto distraería la atención de la tarea que tenemos entre manos. Sólo después de que se ha completado la tarea tenemos tiempo para mirar hacia atrás, considerar lo que sucedió, y es entonces cuando nos vemos inundados de gratitud por la plenitud de esa experiencia; es entonces cuando podemos afirmar que somos retrospectivamente felices. Pero no se puede ser feliz sin las experiencias de flujo.

El estado de flujo se define con siete características esenciales:

  1. La sensación de estar completamente implicados en lo que estamos haciendo, focalizados, concentrados.
  2. La sensación de éxtasis, esto es, de estar fuera de la realidad cotidiana.
  3. Gran claridad interna: saber qué es necesario hacer y cómo hacerlo, saber, además, cómo lo estamos haciendo.
  4. Saber que la actividad es factible, que nuestras habilidades son adecuadas a la dificultad de la tarea.
  5. Un sentido de serenidad: sin preocupaciones ni sensaciones sobre uno mismo, con un sentimiento de crecimiento más allá de los límites del propio yo.
  6. Atemporalidad: completamente centrados en el presente. Las horas parecen pasar en minutos.
  7. Motivación intrínseca: cualquier cosa que produce flujo se convierte en su propia recompensa. Sentir el flujo es la recompensa del estado de flujo.

De hecho dificultad y habilidad, parecen están relacionadas. En el gráfico de Csikszentmihalyi es revelador. Describe una serie de estados mentales en función de dos variables: la dificultad de la tarea y la destreza de quién la ejecuta. El flujo es uno de los estados mentales y es más probable que aparezca cuando la tarea es compleja y la destreza de quien la realiza es alta.

 

Así que no esperes más, identifica las actividades que en tu trabajo, en tus relaciones o en tu vida en general te generan Flujo, repítelas durante este 2012 y al final de seguro habrás experimentado mayores dosis de felicidad. Ese es nuestro sincero deseo para ti.

3 pensamientos en “¡Inicia 2012! ¡Es tiempo de Fluir!

  1. Pingback: Sé positivo y encontrarás el éxito « Inteligencia Emocional y Productividad

  2. Pingback: 2013 una nueva oportunidad para Reinventarte | Inteligencia Emocional y Productividad

  3. Pingback: FLUIR es la clave de la Felicidad | Inteligencia Emocional y Productividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s