¿Cree que perderá dinero con incentivos para los empleados? Piénselo de nuevo

Es un hecho que las empresas enfrentan la problemática de generar lealtad por parte de sus colaboradores ¿cómo hacerlo si nuestra sociedad sufre de crisis económica, de valores, de identidad y más? En COVIRE estamos convencidos que es posible generar fórmulas ganar-ganar, en las que los empleados se sientan satisfechos por pertenecer a una empresa y que ésta se sienta satisfecha por los resultados que generan sus colaboradores.

A continuación compartimos una entrada del TEC blog a este respecto.

¿Cree que perderá dinero con incentivos para los empleados? Piénselo de nuevo

Posted in: RRHH, Administración empresarial por Sherry Fox

Hoy en día, los administradores de los recursos humanos (RRHH) se enfrentan a mas retos que antes en cuanto a las compensaciones para sus empleados, y la razón es relativamente clara: los empleados no estan satisfechos simplemente con un salario decente por un día de trabajo decente. !Desean mas! En la medida en que incrementa la competencia por la mano de obra capacitada, las empresas deben encontrar mejores y mas interesantes formas de satisfacer a sus empleados. Como reza el viejo dicho “el dinero habla.” Un ofrecimiento monetario es en muchos casos, la forma mas persuasiva de lograr que alguien haga lo que usted desea. Además les dará una razón para quedarse en su compañía.

Algunas de las quejas mas comunes de los empleados sobre sus trabajos estan relacionadas con desear mas o sentirse menospreciados.

• Salario/remuneración (bonos, incentivos, comisiones)

• Equidad salarial (entre los empleados internos y según la escala de salarios del mercado)

• Beneficios (salud, odontología, vacaciones, tiempo de ausencia por enfermedad)

• Demasiada carga laboral (insuficiente mano de obra)

Un programa corporativo de incentivos puede contribuir para que sus empleados se sientan apreciados. Por otro lado, las corporaciones pueden utilizar los programas de incentivos para inculcar una actitud y comportamiento positivos. En la medida en que mas y mas empresas adoptan la filosofía del “pago por rendimiento,” tienen mas éxito en conservar el talento que necesitan para cumplir con los objetivos empresariales.

Fuerza laboral diversificada: ¡Un programa de incentivos para todos!

Hoy, la fuerza laboral diversificada se compone de individuos viejos y jóvenes, con diferentes estilos de vida, ética laboral y niveles de educación, entre otros. Empleados individuales pueden preferir diferentes tipos de paquetes de compensaciones. Entonces, ¿cómo crea una organización un programa que funcione para todos?

El primer paso es determinar las necesidades de sus empleados, haciendo que estos llenen un cuestionario. Y por medio del análisis de la información en el cuestionario, se podrá visualizar un patrón emergente. El patrón mas común es que los empleados desean reconocimiento positivo por sus esfuerzos. Los empleados normalmente quieren su reconocimiento en una de las siguientes formas:

1. Recompensa monetarias (efectivo, comisiones, bonos, etc.)

2. Tiempo (días libres extra)

3. Reconocimiento (certificados, galardones, etc.)

Otros incentivos comunes pueden incluir viajes, mercancías o privilegios especiales (como por ejemplo, un espacio para estacionar).

Tener en cuenta las necesidades de todos sus empleados es esencial para mantenerlos contentos, motivados y leales. Mas importante aun, independientemente de cual sea su programa de incentivos, asegúrese de que sus empleados estan bien informados sobre lo que estarán recibiendo y por qué.

Creando un programa de incentivos Es impensable hoy en día concebir una organización mediana o grande sin algún tipo de programa de incentivos para los empleados. Bien sea un bono de fin de año, un incentivo al rendimiento o simplemente un certificado por alto rendimiento, algún tipo de incentivo es mejor que nada. Si pertenece usted a una compañía que ha pensado en crear un programa de incentivos pero no ha dado el paso hacia la planeación o implementación, usted querrá continuar leyendo.

Primero que todo, es importante comprender antes que nada por qué esta dando incentivos. ¿Quiere motivar a los empleados desmotivados? ¿Quisiera que sus empleados tuviesen mas razones para quedarse que “es agradable trabajar allí”? Recuerde que el programa debe estar orientado hacia el logro de beneficios para ambos, la empresa y sus empleados.

La motivación conduce al rendimiento. La adopción del “pago por rendimiento” como tipo de plan de incentivos puede ser muy exitoso y gratificante tanto para el empleado como para la compañía. Para crear un incentivo real, las ganancias deben ser percibidas como una adición importante en los ingresos del empleado y no solo como un complemento merecido a sus ingresos o un simple beneficio.

Un programa de incentivos no tienen que ser costoso o elaborado para lograr resultados positivos. De hecho, la simplicidad es a veces mejor. Para empezar con pie derecho su plan de incentivos, usted debe:

Primer paso: defina sus objetivos (metas), ¿qué desea lograr con su programa de incentivos? Los objetivos deben ser muy específicos, relativos y alcanzables (ejemplo: incrementar las ventas en un 10% para abril 30). Debe asegurar igualmente que los objetivos pueden ser medidos fácilmente, lo cual no es necesariamente fácil.

Segundo paso: crear un presupuesto. ¿Cuánto dinero de la empresa esta usted dispuesto a gastar en su programa de incentivos? Si sus premios son en especie, asegúrese de determinar su valor (ejemplo, un viaje a Paris) e inclúyalo en su presupuesto.

Tercer paso: desarrollo los parámetros del programa. Presente estos parámetros para que todos los participantes (empleados) comprendan el programa, su propósito y los premios disponibles.

Cuarto paso: mida objetivamente e informe sobre los resultados. Mida el rendimiento de los empleados contra el de la compañía así como los objetivos de los empleados, normalmente por medio de una evaluación del rendimiento el empleado.

Quinto paso: ofrezca varios tipos de premios, como efectivo, viajes, mercancía o condecoraciones (certificados), a manera de incentivos y en relación con los objetivos originalmente señalados dentro de los parámetros del programa.

La evaluación del éxito del programa Entonces, ha creado e implementado a través de toda la empresa o un departamento un programa de incentivos. Y ¿ahora qué? Una vez su plan este en acción por un tiempo, es importante observar periódicamente como esta funcionando. He aquí una pregunta que debería intentar responder.

• ¿Cuál fue el efecto cuantificable del programa de incentivos (retorno de la inversión)?

• ¿Pudo el programa y sus premios satisfacer o exceder las expectativas de los participantes? Si no fue así, ¿en qué se quedo corto?

• ¿Cumplió la empresa con sus objetivos intangibles (como la mejora de la moral o el sentido de lealtad? Comuníquese con sus empleados al respecto del programa por medio de una encuesta simple; o mejor aún, hable con ellos directamente para que le den su retroalimentación.

• ¿Creo el programa algún beneficio inesperado, como un sentido nuevo de entusiasmo?

Conclusión Con la ferviente competencia por trabajadores bien calificados, premiarlos es fundamental y tiene sentido económico. Los incentivos a los empleados es una gran parte de lo que compone el éxito empresarial y permite una mejor comunicación entre los empleados y los administradores. Dando cuenta de esto, muchas organizaciones estan ahora adoptando nuevos pagos y estrategias de premios.

No sea una de esas empresas que pierden su talento ante los competidores. Invierta en sus empleados hoy por medio de un simple programa de incentivos, y coseche los beneficios de estas inversiones por mucho tiempo en el futuro.

Te invitamos a conocer nuestros servicios en Consultoría y Diagnósticos

Un pensamiento en “¿Cree que perderá dinero con incentivos para los empleados? Piénselo de nuevo

  1. >muy interesante. Motivar a los empleados es una tarea fundamental en toda entidad y no necesariamente tiene que ser mediante el dinero. Diseñar estrategias que eleven el incentivo generará buenos rendimientos y un crecimiento de la empresa u organismo. Hay que tener en cuenta que un empleado feliz trabaja mejor y en consecuencia no solo aumenta la productividad personal sino también la productividad para la entidad para el cual trabaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s